Aunque haya especialistas que consideren que no es necesario incorporar una foto en el currículum, a la hora de la verdad siempre dará más confianza un candidato que muestra su imagen que uno que no lo hace. Estos son algunos consejos para elegir la foto más adecuada.

1.- Imagen profesional. No se trata de una imagen en las redes sociales o donde te veas más guapo, es un retrato serio, la fotografía de tu currículum debe ser profesional, para eso tendrás que poner un poco más de tu dinero, pero vale la pena, ve a un estudio para obtener las mejores fotografías.

2.- Limpieza. Busca un lugar de fondo uniforme de un soso color pero que te haga resaltar y se vena todos los aspectos de tu cara. Evita poner marcos o adornos como emoticones o cosas así, eso te restara muchos puntos.15

3.- Fotografía reciente. No cometas el error de poner una fotografía que parezca que te la tomaste cuando todavía estudiabas la preparatoria. La persona que te entrevista fácilmente podría pensar que se trata de un menor sin experiencia. Cuando tu retrato es actual dices que le pusiste dedicación a tu currículo.

4.- Tamaño correcto. Edita tu currículo de tal manera que la fotografía no invada otros espacios en tu documento. Procura que sea una imagen clara y de buen tamaño, para que los reclutadores puedan reconocerte con facilidad. Una foto clara en tus perfiles de búsqueda de empleo por Internet te da ventaja sobre los demás, evita que se vea estirada o borrosa.

5.- Ropa ideal. Si eres hombre viste de camisa, cuida tu peinado, tu aspecto, en caso de que seas mujer, cuida que tu maquillaje no sea exagerado.

6.- Toque personal. Puedes darte la oportunidad de darle tu propio estilo a la fotografía, sin salirte de la seriedad. Al imprimir un poco de tu personalidad muestras un poco más de ti, esto podría ayudarte.

7.- Se vale sonreír. Estudia bien el lugar a donde irás a hacer tu entrevista, si es un lugar muy serio, mejor mantente al margen. Sin embargo, hay lugares en donde sonreír te da un extra, creas confianza y mayor apertura y disponibilidad por parte del entrevistador.